La Semana Santa en Andalucía

En este año 2024, la meteorología se ha convertido en la protagonista de la Semana Santa Andaluza. La deseada lluvia ha llegado para llenar embalses, pero con la inoportunidad siempre temida por las y los cofrades.

La Semana Santa, paralelamente al reclamo turístico que supone, se confirma como una de las tradiciones más importantes ligadas a la Historia del Pueblo Andaluz, logicamente orquestada por la Iglesia Católica, pero con connotaciones muy peculiares aquí en Andalucía, por la propia esencia andaluza de diversidad, por la riqueza cultural imprimida por el talante de los grandes artistas que desde todas las facetas han contribuido a la conformación de ese sello tan propio de esta realidad y, sin duda, por la comunión de un Pueblo que ha aceptado esta festividad y la mantiene con mayor o menor grado de participación.

Esperanza de Triana, fotografía de diario ABC

Resulta muy curiosa la conexión de la andaluza o el andaluz con sus imágenes. Esas tallas, algunas antiquísimas (hablamos de que fueron creadas en el siglo XVI), han debido presenciar todo tipo de manifestaciones, peticiones y agradecimientos hacia ellas por parte de la población andaluza, una población que siempre, pese a tener la sonrisa fácil, ha luchado contracorriente por unas circunstancias complicadas. Y en esos momentos complicados, esos titulares de nuestras hermandades se convertían en un recurso para buscar apoyo, para buscar ayuda,…

Puede ser que el sufrimiento vivido por Jesús o por María, hicieran y hagan ver en las andaluzas o andaluces al acompañante perfecto de fatigas, alguien a quien dirigirse porque sencillamente sabe lo que es sufrir.

Nuestro Padre Jesús Nazareno de Jaén. Fotografía diario ABC.

Por otro lado, también todas y todos conocemos casos de personas que participan de las cofradías, pero, pese a vivir la tradición no siguen los preceptos cotidianos dictados por la Iglesia, todas ellas, sin embargo, tienen su forma particular de vivir la celebración de la Semana Santa.

¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!
¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!
¡Cantar de la tierra mía,
que echa flores
al Jesús de la agonía,
y es la fe de mis mayores!
¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!

Poema de Antonio Machado – ‘La Saeta’
Jesús Nazareno de Almería. Cofradía del Encuentro.

Si nos remontamos en el tiempo, la Semana Santa Andaluza parece empezar con la puesta en práctica de los Via Crucis. Aunque algunas referencias indican al primer Marqués de Tarifa, Fadrique Enríquez de Rivera, como organizador del ese primer Via Crucis, cuando llegado de Tierra Santa, buscó la instauración de una celebración similar al que había presenciado en Jerusalen, con doce estaciones, implementando un recorrido entre su residencia, en la actual Casa de Pilatos de Sevilla, antiguo Palacio de San Andrés y el templete de la Cruz del Campo, lo cierto es que otras fuentes hablan de que ya se realizaban Vía Crucis por otras hermandades hasta ese mismo lugar en esas fechas, hablamos de los años 1520-1536.

‘La Cruz del Campo’ por Joaquín Domínguez Bécquer.

La orden franciscana también tuvo un papel importante en la configuración de estos Vía Crucis, cuidando de la correcta implantación de las llamadas ‘vías sacras’. Además, esta orden estuvo muy ligada a la conformación de las cofradías de la Vera Cruz, que normalmente son las más antiguas en aquellos emplazamientos donde aún hoy perduran.

Algunos documentos que se conservan en nuestros días datan la creación de las primeras hermandades en Andalucía, concretamente en Sevilla en el siglo XIV. Así, la Hermandad del Silencio data su creación del año 1340. Si bien, en los primeros años de estas hermandades no se procesionaba, sino que se reunían para venerar a sus titulares y celebrar conjuntamente la festividad de la Semana Santa. Algunos historiadores apuntan como la primera cofradía de Andalucía a la de la Vera Cruz de Sevilla fundada en 1380.

Crito de los Gitanos de Granada. Imágen del diario Granada Hoy,

En otra provincia, como la de Almería, el Vía Crucis también se celebraba desde principios del siglo XVI. Posteriormente, en la pimera procesión tenía lugar el encuentro entre la talla de un Cristo y la de la Virgen, en una calle cercana a la Alcazaba, lo que se refleja en el nombre de la vía, denominada como ‘Calle del Encuentro’. La hermandad más antigua, la Cofradía del Encuentro, data su fundación del año 1743.

En Granada, una vez que la ciudad estaba bajo el poder de los Reyes Católicos, en el mismo año 1492, serán ellos mismos los que promuevan la creación de la primera hermandad, teniendo su sede en el convento de Santa Cruz la Real. Pero, tal y como hemos indicado antes, coincide que la primera cofradía es la de la Vera Cruz (1540) con sede en el convento de San Francisco Casa Grande.

Virgen de la Esperanza de Huelva.

La hermandad más antigua de Huelva, en base a las referencias de las que se dispone, es la del Santo Entierro, que data de 1572, en referencia a la Virgen de la Soledad, seguida de cerca por la hermandad del Nazareno, fundada en el año 1583.

En Málaga, la cofradía más longeva es la Real Cofradía de las Fusionadas, fundada en 1505, y cuyo origen también se liga a los Reyes Católicos. Uno de sus titulares es el Cristo de la Vera Cruz y Sangre:

Cristo de la Vera Cruz y Sangre de Málaga

Virgen con miriñaque,
virgen de Soledad,
abierta como un inmenso
tulipán.

En tu barco de luces
vas
por la alta marea
de la ciudad,
entre saetas turbias
y estrellas de cristal.
Virgen con miriñaque
tú vas
por el río de la calle,
¡hasta el mar!

Poema de Federíco García Lorca – ‘Paso’.

En Cádiz, la orden de San Francisco también será el germen de la Semana Santa de Cádiz y el origen de sus tres cofradías más antiguas: La Vera-Cruz fundada entre 1566 y 1569, el Nazareno entre 1.592 y 1.598 y el Santo Entierro a finales del siglo XVI en una fecha sin determinar.

Virgen de los Dolores de Cádiz, que acompaña al Nazareno de Santa María.

En Córdoba, la cofradía más antigua es la de Nuestra Señora de las Angustias, que data del 1558, si bien la fundación de la hermandad debe ser anterior a la fecha, puesto que el documento recogido no es el de su escritura fundacional, sino que corresponde a una cesión a la hermandad de una capilla en la iglesia de San Agustín.

Nuestra Señora de las Angustias de Córdoba

La hermandad del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y María Santísima de los Dolores, fundada en 1541 en el antiguo convento de San Francisco, es la más antigua cofradía penitencial de Jaén.

Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Jaén

La Semana Santa Andaluza tiene factores comunes con las celebraciones del resto de España, pero, como antes indicábamos, también tiene elementos característicos propios y diferenciadores, propios de la evolución de la festividad ligada a la propia identidad del Pueblo Andaluz.

De este modo, tras un periodo fundacional muy similar al de otras zonas, con un punto de partida común en la órdenes religiosas, fundamentalmente franciscana, en Andalucía, la evolución de las hermandades y de las cofradías en nuestra autonomía adquieren una configuración peculiar, en base a la forma de ‘mecer’ los pasos o tronos, con las figuras de los costaleros o portadores de tronos, todo dentro de una coreografía especial que se cumplimenta con la interpretación de las marchas por parte de las diferentes bandas y agrupaciones musicales. Al mismo tiempo, cada hermandad tiene su propia idiosincrasia que marca sus detalles característicos y diferenciadores.

Banda Musical de Granada. Fotografía del diario Ahora Granada.

Y todo el mundo cofrade supone la eclosión de todo un mundo creativo que desde las diferentes tallas para las cofradías, realizadas por los imagineros, pasa por los orfebres, bordadoras, cereros, floristas, costureras, etc.

Desde lo cultural y la religiosidad, la actividad de la Semana Santa ha dado un salto a otra dimensión, ya que con su vinculación al turismo, supone para Andalucía un impacto económico superior a los 1000 millones de euros.

Fuentes: Artículo ‘Semana Santa en Andalucía’ – Miguel Luis López-Guadalupe Muñoz (Universidad de Almería) / Artículo ‘Semana Santa Sevilla: origen y evolución de las primeras procesiones’ – Javier Salvador (Diario La Vanguardia) / Wikipedia / Web www.SemanaSantaCadiz.com / Fotografía de Portad: Mujer nazarena-Diario Granada Hoy.

Deja un comentario